Artrosis de cadera: síntomas y recomendaciones del ortopeda

artrosis de cadera

La artrosis de cadera es una enfermedad degenerativa que afecta a millones de personas en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, es la principal causa de dolor crónico y discapacidad en las personas mayores de 60 años.

 

De acuerdo al Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, la artrosis es la segunda causa principal de discapacidad en la isla, después de la hipertensión arterial.
Además, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informó que esta afecta alrededor del 30% de la población puertorriqueña de 65 años o más y en la mayoría de los casos, es de cadera.

 

¿Qué es la artrosis de cadera?

 

La artrosis de cadera, también conocida como osteoartritis de cadera, es una enfermedad degenerativa del cartílago que envuelve la unión de los huesos de la pelvis y el fémur.
La función de este tejido es facilitar los movimientos entre los huesos y evita el roce entre ellos y cuando el cartílago disminuye su grosor y textura, aparecen los problemas entre el fémur y la pelvis, esto es lo que produce la artrosis de cadera.

 

Tipos de artrosis

 

De acuerdo al nivel de afectación, la artrosis de cadera puede clasificarse en:

  • Artrosis de cadera leve.
  • Artrosis de cadera moderada.
  • Artrosis de cadera severa.

Síntomas de la artrosis de cadera

 

Los síntomas de la artrosis de cadera aparecen de acuerdo a cada caso, pero en general los más frecuentes son:

 

  • Dolor: Es más común en la ingle, el muslo y el glúteo. Puede ser intenso al punto de incapacitar a la persona para sentarse y/o caminar.
  • Pérdida de movilidad: Imposibilidad de cruzar las piernas, ponerse el calzado y actividades similares.
  • Cojera: Aparece de manera más tardía y se tiende a perder el equilibrio o balancearse al caminar.
  • Pérdida de flexibilidad: Es posible que no pueda mover la articulación en todo su rango.
  • Inflamación: Los tejidos blandos alrededor de la articulación se hinchan.
  • Sonidos inusuales: Puede que escuche sonidos (como crujido) al usar la articulación.
  • Sensibilidad: Puede ser que aplicando un poco de presión sobre el área sienta mucha sensibilidad.
  • Osteofitos: Alrededor de la articulación pueden formarse bultos duros con esos pedazos de huesos adicionales.

 

Causas más frecuentes de la artrosis de cadera

 

A menudo la artrosis de cadera puede aparecer debido al desgaste natural, que provoca cambios en el hueso y el deterioro de los tejidos conectivos que mantienen unida la articulación. Esto también genera la inflamación del revestimiento de la articulación.

Sin embargo, también existen factores de riesgo asociados a la aparición de la enfermedad:

  • Edad avanzada: El riesgo de padecer artrosis de cadera o de cualquier otro tipo aumenta con la edad.
  • Sexo: Las mujeres son más propensas a padecer de artrosis, aunque no ha quedado claro el motivo. Pero, la artrosis de cadera es más frecuente en hombres.
  • Genética: Es posible que algunas personas hereden la tendencia para desarrollar la enfermedad.
  • Lesiones articulares: Los accidentes o lesiones deportivas pueden incrementar el riesgo a padecer artrosis.
  • Factores vasculares: Algunas luxaciones y otros daños de tipo vascular pueden desencadenar esta condición. Por ejemplo, la enfermedad de Perthes.
  • Sobrepeso: Un peso mayor hace que aumente el estrés en las articulaciones como caderas y rodillas. Además, el tejido graso produce proteínas que pueden causar inflamación en las articulaciones y alrededor de estas.

 

Tratamiento y recomendaciones del ortopeda

El tratamiento a seguir dependerá de su médico ortopedista y del cuadro que presente, las indicaciones van desde las no invasivas hasta la intervención quirúrgica de acuerdo a su cuadro.

Las no invasivas o no quirúrgicas: Consisten en medicamentos que disminuyan el dolor y la inflamación, ejercicios específicos para ayudar a recuperar el rango de movimiento, el uso de bastón para caminar y/o bajar de peso para restar impacto sobre la articulación.

Tratamiento quirúrgico: Cuando los tratamientos no invasivos ya no ayudan a reducir el dolor o la inflamación, se recomienda el reemplazo de cadera, que sustituye total o parcialmente la articulación afectada, por una prótesis.

La reemplazo total de cadera se realiza en la mayoría de los casos cuando las personas presentan un daño severo en la cadera que afecta de manera significativa su calidad de vida.

 

Entre las principales recomendaciones para disminuir los síntomas de la artrosis de cadera están:

 

  • Mantener un peso corporal adecuado a la estatura y edad.
  • Realizar actividad física moderada.
  • Mantener posturas saludables.
  • No sobrecargar las articulaciones.
  • Utilizar terapias de frío o calor según corresponda y de acuerdo a indicaciones del especialista.

 

Si usted se identifica con esta información y desea conocer más, comuníquese con nosotros a nuestras líneas: (787) 805-4949, (787) 892-3360, (787) 892-8822, (787) 831-0181 y agende su cita.

Reciba un diagnóstico preciso con el Dr. Norberto Báez, ortopeda especialista en rodilla y cadera. Acuda a cualquiera de nuestras direcciones en:
Mayagüez, PR.
Ave. Hostos 770, Policlínica Bella Vista, Mayagüez, PR. 00681.
San Germán, PR.
Edificio Rali, Calle Atléticos de San Germán 187. Oficina #102 (Antigua Calle Luna), San Germán, PR. 00683
Hospital Metropolitano. #8 C. Luz Celenia Tirado, San Germán, PR. 00683

Recuerde… ¡La vida es movimiento!