reemplazo de cadera

¿Cuándo es necesaria una cirugía de reemplazo de cadera?

El objetivo de una cirugía de reemplazo de cadera es la reparación del daño a la articulación producido por diferentes razones como osteoartritis, artritis reumatoide, osteonecrosis, lesiones o huesos rotos por trauma o enfermedades como la osteoporosis.

 

También conocida como “artroplastia total de cadera”, la cirugía de reemplazo de cadera puede ser una opción para personas con daños severos en la cadera. Existen 2 tipos de reemplazos de cadera, un reemplazo parcial y un reemplazo total.

 

¿Qué es la cirugía de reemplazo de cadera?

La cirugía de reemplazo de cadera es un procedimiento en el cual un cirujano realiza una incisión en el lado del muslo, extrae las partes dañadas de la articulación de la cadera y las reemplaza con partes artificiales nuevas.

 

En un reemplazo parcial, se extrae la cabeza femoral y se la reemplaza con una prótesis que se inserta en el fémur. En el caso de un reemplazo total, el hueso y el cartílago dañados se remueven y reemplazan con componentes protésicos.

 

El Dr. Norberto Báez Ríos, es especialista en Reemplazo de Rodillas, Caderas y Cirugía Ortopédica Reconstructiva. Su indicación primaria para recomendar esta cirugía a un paciente es el dolor.

 

Sin embargo, entre los motivos que el Dr. Norberto Báez Ríos puede recomendarle la cirugía de reemplazo de cadera se encuentran:

 

  • Dolor de cadera que limita las actividades diarias, como caminar o agacharse.
  • Dolor de cadera que persiste al estar en reposo, ya sea de día o de noche.
  • Rigidez en la cadera que limita la capacidad para mover o levantar la pierna.
  • Disminución del alivio del dolor al tomar medicamentos antiinflamatorios.

 

¿Cuándo es necesaria esta cirugía?

El Dr. Norberto Báez Ríos es especialista en Reemplazo de Rodillas, Caderas y Cirugía Ortopédica Reconstructiva, cuenta con más 10,500 cirugías de reemplazo de rodillas y caderas, y puede dar testimonio de distintas razones por las cuales el paciente fue sometido a una cirugía de reemplazo de cadera.

 

“Puedo nombrar un caso, donde el paciente fue operado de la cadera izquierda (reemplazo). Hoy en día está caminando sin andador, bastón y ninguna ayuda. No siente dolor y tiene un movimiento perfecto y puede caminar perfectamente”, explicó el Dr.

 

La cirugía se recomienda solamente si los tratamientos no quirúrgicos, como los analgésicos o antiinflamatorios, así como también el uso de asistencia física como un bastón, ya no ayudan a disminuir el dolor en la cadera, ni mejoran la movilidad.

 

El Dr. Norberto Báez Ríos cuenta con más de 20 años de experiencia, ayudando a diagnosticar y tratar problemas de movilidad a sus pacientes. Para más información puede ingresar a http://ortopedapuertorico.com. ¡Agende una consulta hoy para poder conocer su diagnóstico! Llámanos: (787) 805-4949, (787) 892-3360, (787) 892-8822, (787) 831-0181.